Marca personal y comunicación: dos ingredientes de éxito en el sector salud

Este post fue publicado en el número 37 de junio de 2017 de la revista de Blanquerna-URL.

Este mes de junio ha salido publicado un artículo que preparé para la revista semestral de Blanquerna-URL y que hoy quiero compartir contigo. Agradezco de corazón a Marta Clos, directora de comunicación en Blanquerna-Universidad Ramón Llull, y a Neus Fajas, coordinadora de comunicación de la facultad de ciencias de la salud Blanquerna-Universidad Ramón Llull, que hayan contado conmigo.

Desde pequeño me ha apasionado la comunicación y en particular su vertiente operativa de reducir la complejidad del conocimiento científico para contribuir a una sociedad más informada. Las tecnologías digitales han dado lugar a la aparición de la sociedad de la información, en la que todos los actores sociales pueden actuar al mismo tiempo como emisores y receptores de la información y este hecho es especialmente relevante en el sector de la salud. Cada vez hay más información sobre salud y esto da lugar a que aparezcan múltiples fuentes a través de las cuales las personas pueden acceder a esta información. Pero mucha información no se traduce necesariamente en mucho conocimiento y gestionar como seleccionamos las fuentes de información y la manera sobre cómo aprendemos y desaprendiendo ante la nueva complejidad es decisivo.

Durante mi paso por una oficina de farmacia cuando estudiaba la licenciatura en Farmacia fue el momento en el que me di cuenta de la importancia del conocimiento como información puesta en valor al servicio de los demás. Posteriormente, adentrarme en el grado en Nutrición Humana y Dietética de Blanquerna-URL me permitió no sólo seguir formándome, sino desarrollar un espíritu crítico y trabajar en base al aprendizaje basado en problemas. El rigor, la constancia y la calidad son los valores que conforman mi brújula profesional y me acompañan en todo lo que hago.

La importancia del trabajo en equipo y la multidisciplinariedad

Pensar y reflexionar sólo nos ayuda a saber lo que queremos y hacia dónde ir, pero sólo trabajando en equipo podemos razonar y desarrollar proyectos profesionales de éxito que aporten valor. Mi paso por Blanquerna me ayudó a entender la importancia del trabajo en equipo para madurar las decisiones y por tener puntos de vista complementarios. Me encantó la metodología de los seminarios como espacios de reflexión y debate para resolver, desde la experiencia colectiva, un determinado caso. Profesionalmente pienso que los proyectos sólo avanzan y llegan a buen puerto si te rodeas de personas de las que puedes aprender, mientras que cuando percibes que el trabajo en que estás no te permite aprender, pienso que es el síntoma indicativo que necesitas un cambio. Desde el año 2010 me dedico a la comunicación científica corporativa y he pasado por diferentes estadios, desde trabajar solo hasta trabajar en proyectos internacionales con profesionales de otros ámbitos. Me quedo, sin dudarlo, con trabajar conjuntamente con otros profesionales para poder llegar a mejores resultados. Como decía la bióloga Lynn Margulis, «la vida es una unión simbiótica y cooperativa que permite triunfar a los que se asocian». El mercado actual demanda especialistas en diferentes disciplinas con una mirada transversal y crítica. Es interesante hacer frente a un problema de una determinada materia desde puntos de vista diferentes y el trabajo en equipo lo garantiza. Por ejemplo, a nivel empresarial la cocreación da lugar a nuevos productos con ventajas competitivas.

Trabajar la marca personal para aportar valor a tus clientes

Una de las cosas que más me han ayudado a nivel profesional es descubrir, desarrollar y posicionar mi marca personal, que tal como define Jeff Bezos, fundador de Amazon, es «lo que dicen de ti cuando no estás presente» (impresión que dejamos en los demás). Cada persona es diferente y única y más allá de ocupar un determinado cargo profesional en una organización es importante que descubrimos, lo antes posible, en lo que somos buenos y ponerlo rápidamente al servicio de los demás. En este contexto, el relato personal nos ayuda que los demás entiendan a qué nos dedicamos y cuáles son los valores que nos mueven. Comunicar que somos y que nos dedicamos ya no es una opción sino una necesidad para que, si eres uno más, acabarás siendo un menos. Más allá de la calidad de nuestro servicio o producto, el valor que aportamos a nuestros clientes o la organización es el elemento decisivo para que nos elijan para un proyecto. En el sector de la comunicación en salud, en el que me muevo, pasa exactamente lo mismo: la sociedad reclama cada vez más productos que sean no sólo efectivos, sino que tengan un plus de reputación. Este nuevo escenario plantea el reto que las organizaciones del siglo XXI deben dialogar más que comunicar con sus grupos de interés. Por otra parte, la personalización y la especialización profesionales nos ayudan a posicionarnos mejor en el mercado laboral y conseguir ser reconocidos como profesionales de referencia en nuestro sector será un buen indicador de que tenemos bien trabajada nuestra marca personal.

Disfrutar con lo que haces

Decidir un futuro profesional escogiendo una carrera cuando tienes 18 años es muy difícil y normalmente te dejas guiar por las salidas de la carrera y la estabilidad económica que te puedan ofrecer. Actualmente, es importante partir de la base de un título universitario pero ningún título te garantiza un futuro prometedor. Lo que sí lo hace es la pasión con la que desarrollas un trabajo y te sientes identificado con la profesión. El mercado laboral actual es muy cambiante e incierto y se crean nuevas salidas profesionales en carreras que antes las tenían muy establecidas, como por ejemplo mi profesión de comunicador en salud. Quizás hace unos años no me habría podido dedicar a la comunicación con dos títulos en ciencias de la salud, pero ahora he encontrado el camino para trabajar uniendo dos profesiones que pese a ser diferentes están profundamente relacionadas como son la ciencia y la comunicación. Como dice el conferenciante y motivador Alfonso Alcántara, «motivación no es tener ánimos, motivación es tener motivos», y cada uno de nosotros debe encontrar su motivación por muy ideal que parezca. Son los pequeños pasos los que te llevan a conseguir tus objetivos, pero para ello se debe poner foco en lo que quieres, lo que a veces resulta complicado.

Trabajar en equipo, aportar valor con lo que haces y tener motivos para dedicarte a lo que te dedicas son las herramientas que a mí más me han ayudado profesionalmente. En esta realidad actual poliédrica, saberte rodear los profesionales adecuados de los que puedas aprender y ser curioso para explorar nuevos caminos te permitirá avanzar en tu carrera profesional.

Con este post me despido de ti hasta la vuelta de vacaciones. Ha sido un año intenso lleno de interesantes proyectos y ahora es el momento de hacer balance y de preparar el próximo año que, aunque ya no estoy estudiando en la universidad, lo empiezo en septiembre a nivel de organizar mi agenda.

Espero que disfrutes de tus merecidas vacaciones y nos leemos a la vuelta.

Imagen de la portada by Raj Pal – via Flickr.

 

Y tú ¿qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Finalidad de la recogida y tratamiento de datos personales: gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: tu consentimiento.

Destinatarios: tus datos estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de e-mail marketing de www.andreuprados.com) fuera de la UE en Estados Unidos y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Puedes consultar aquí la política de privacidad de Active Campaign.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@andreuprados.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.