Trucos y consejos prácticos de copywriting en nutrición y salud para explicar de forma comprensible lo que haces.

La comunicación científica va más allá de estar en los medios digitales

El pasado martes 6 de junio tuve el placer de asistir a la Jornada «¿Cómo comunicar las Ciencias?» organizada por la Universidad Ramón Llull en el CosmoCaixa de Barcelona, con la colaboración de la Obra Social “la Caixa” y la Asociación Catalana de Comunicación Científica. Lo que más me gustó de la jornada fue sin duda la visión transversal que se le dio a la comunicación científica con la participación de expertos que aportaron su punto de vista desde su experiencia profesional.

Retos actuales de la comunicación científica

La primera mesa redonda de la jornada abordó los retos actuales a los que se enfrenta la comunicación científica. Los investigadores Xavier Vilassís, Maria Sacrament Morejón, Santi Nonell y Jesús Vilarde explicaron cómo se lleva a cabo la comunicación científica en sus instituciones y compartieron los principales retos con los que se encuentran en su día a día. Javi Polinario, periodista científico especializado en redes sociales, fue el encargado de conducir el debate.

Una reflexión interesante que hizo Javi fue que aunque los investigadores pueden sobrevivir sin comunicar, no hacerlo conlleva que pierdan muchas oportunidades. Tener un plan de comunicación que tenga en cuenta los objetivos, principales públicos a los que se quiere llegar, estrategias, acciones e indicadores y métricas para comprobar si se han alcanzado los objetivos de partida ofrece una clara ventaja competitiva a los grupos de investigación.

Se enfatizó la importancia de delegar la comunicación a un gabinete de comunicación o persona con formación y experiencia en comunicación científica y corporativa. No es necesario que los científicos sean los que lleven las redes sociales y se encarguen de todas las acciones de comunicación, sino que será más efectivo si se profesionaliza la comunicación científica. Una estrategia que los grupos de investigación suelen utilizar es disponer de una página web con blog propio para cada proyecto, aunque es temporal y muchos grupos de investigación prefieren disponer de su página web y blog propios que requerirán una dedicación continuada en el tiempo.

El objetivo último es que no queremos un público solo informado, sino que además tiene que ser proactivo y comprenda la información que como institución científica emitimos. Para poder adaptar el lenguaje científico a un lenguaje divulgativo de forma atractiva y sin perder el rigor Javi nos dio cuatro consejos interesantes: 1) Seleccionar y reducir lo que queremos decir; 2) Utilizar formatos atractivos para comunicar (la imagen en forma de vídeos, fotografías, infografías, etc. es el formato que mejor funciona en las redes sociales); 3) Priorizar un lenguaje cercano y fácil de entender y 4) Usar recursos literarios (metáfora, ejemplificación, comparación, etc.).

Evaluación del plan de comunicación de un proyecto de investigación

La segunda mesa redonda consistió en dar a conocer cómo se evalúa el plan de divulgación de un proyecto de investigación. Ignasi López, director del Departamento de Ciencia e Investigación de la Fundación Bancaria “laCaixa”, empezó su intervención destacando que la visión de los temas científicos por parte de los científicos difiere de la que tiene la población general. Los intereses de las instituciones de investigación son diferentes de los de la sociedad y este escenario justifica que más allá de comunicar hacia fuera es necesario escuchar a la gente y promover un diálogo continuo entre la ciencia y la sociedad. En definitiva, la comunicación científica incluye el engagement, la equidad de género, la educación científica, la ética y el acceso abierto a los datos para garantizar que la información y el conocimiento lleguen a todas las personas. Un reciente estudio aboga por la importancia de crear una comunidad de investigación global en la que el intercambio de los datos desidentificados sea la norma.

Gema Revuelta, directora del Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universitat Pompeu Fabra, compartió las actividades que se llevan a cabo dentro del Plan de Comunicación del Programa de investigación de excelencia RecerCaixa y los principales indicadores cuantitativos y cualitativos que se utilizan para evaluar el impacto y efectividad de las acciones.

Ángel Adell, director de Euradia International, expuso cómo la comunicación puede ayudar en cada etapa del proceso I + D + i, desde la idea inicial hasta la aplicación comercial completa del producto final. En la etapa de investigación científica y primera mitad de la etapa de desarrollo tecnológico se busca divulgar la ciencia al público general, mientras que en el final de la etapa de desarrollo y en la innovación la comunicación está enfocada a explicar para qué sirven las tecnologías maduras y gana más importancia el marketing.

Etapas del proceso de maduración de una idea en las que la comunicación puede ayudar a canalizar el mensaje.

Foto tomada de la presentación de Ángel Adell.

Casos de éxito de proyectos de divulgación científica

En la sesión de la tarde se presentaron casos de éxito de proyectos que buscan acercar la ciencia a la sociedad en general como Big Van – Científicos sobre ruedas -monólogos científicos para comunicar la ciencia-, Pint of Science -festival que acerca la ciencia a los bares-, Illustraciencia -ilustración científica para divulgar la ciencia- y La Vanguardia Natural -sección de La Vanguardia destinada al medio ambiente y la naturaleza-. También se mostraron algunos ejemplos de proyectos que buscan fomentar las vocaciones científicas en los alumnos de ESO y Bachillerato, a través de implicar a los estudiantes en la divulgación científica del CosmoCaixa, encontrar aplicaciones cuotidianas de la química en nuestro día a día y ver nuevas aplicaciones de las nuevas tecnologías.

Me quedo con el mensaje que desde diferentes perspectivas profesionales podemos trabajar para acercarnos desde la comunicación a la visión estratégica de un proyecto de investigación, empresa o institución de base científica o tecnológica. Aunque aún hace falta una mayor profesionalización de la comunicación científica, la organización de jornadas de este tipo pone de manifiesto que vamos por buen camino. ¡Repetiré el año que viene!

Imagen de la portada: Foto de Twitter de Ana Yeste Vergara.

 

Y tú ¿qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Finalidad de la recogida y tratamiento de datos personales: gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: tu consentimiento.

Destinatarios: tus datos estarán ubicados en los servidores de Active Campaign (proveedor de e-mail marketing de www.andreuprados.com) fuera de la UE en Estados Unidos y acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Puedes consultar aquí la política de privacidad de Active Campaign.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@andreuprados.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

¿Te ayudo a sacar partido a las palabras para que tus clientes presten atención a lo que vendes y confíen en tu marca?